¿Qué causa el trastorno afectivo estacional?


La depresión estacional es también conocida como la depresión de invierno o el trastorno afectivo estacional, pues se asocia a las estaciones del año, específicamente comienza en otoño y principios del invierno y desaparece durante la primavera y verano. El trastorno afectivo estacional es más común en las mujeres y los jóvenes.



Los científicos no comprenden completamente qué causa el trastorno afectivo estacional. Las investigaciones indican que las personas con este trastorno pueden tener una actividad reducida de la serotonina, una sustancia química (neurotransmisor) en el cerebro que ayuda a regular el estado de ánimo. Las investigaciones también sugieren que la luz solar controla los niveles de las moléculas que ayudan a mantener niveles normales de serotonina, pero en las personas con trastorno afectivo estacional, esta regulación no funciona correctamente, lo que da origen a una disminución de los niveles de serotonina en el invierno.

Otros hallazgos sugieren que las personas con trastorno afectivo estacional producen demasiada melatonina, una hormona fundamental para mantener el ciclo normal de sueño y vigilia. La sobreproducción de melatonina puede aumentar la somnolencia.



Tanto la serotonina como la melatonina ayudan a mantener el ritmo diario del cuerpo que se relaciona con el ciclo estacional noche/día. En las personas con trastorno afectivo estacional, los cambios en los niveles de serotonina y melatonina alteran los ritmos diarios normales. En consecuencia, ya no pueden adaptarse a los cambios estacionales relacionados con la duración del día, lo que provoca cambios en el sueño, el estado de ánimo y el comportamiento.

Los déficits de vitamina D pueden exacerbar estos problemas porque se cree que esta promueve la actividad de la serotonina. Además de la vitamina D que se consume a través de la dieta, el cuerpo también produce vitamina D cuando la piel se expone a la luz solar. Con la menor cantidad de horas diurnas de luz solar, las personas con trastorno afectivo estacional pueden tener niveles más bajos de vitamina D, lo que puede dificultar aún más la actividad de la serotonina.


Los pensamientos y los sentimientos negativos sobre el invierno, y sus limitaciones y tensiones asociadas, ocurren con frecuencia en las personas con trastorno afectivo estacional (así como en otras). No está claro si estas son las "causas" o los "efectos" del trastorno del estado de ánimo, pero esto podría ser un enfoque útil del tratamiento

Los síntomas pueden incluir: tristeza, perspectiva sombría, sentimientos de desesperanza, pesimismo e irritación, poca energía, dificultad para dormir o dormir demasiado, deseos de comer carbohidratos y aumento de peso, pensamientos de muerte o suicidio.


En el tratamiento se recomienda los psicofármacos, como los antidepresivos, a veces muy utilizado el bupropion, la psicoterapia sobre todo la cognitivo conductual. Hay un tratamiento principal para los países fríos, que es el tratamiento de la terapia de luz (fototerapia). La idea es reemplazar la luz del sol que se pierde durante los meses de otoño e invierno. Otros tratamientos alternativos como: técnicas de relajación, yoga o taichí, mindfulness, musicoterapia y arteterapia. El mejorar los estilos de vida, sobre todo dietas saludables, actividades recreativas y el ejercicio. Además de la Estimulación Magnética Transcraneal repetitiva, con los nuevos tratamientos de la neuromodulación, EMTr, o TMS siglas en ingles, puede ayudar. Recuerda, este trastorno tiene cura.

Referencias:


1. Trastorno Afectivo estacional. NIH: Instituto Nacional de la Salud Mental Disponible en : https://medlineplus.gov/spanish/seasonalaffectivedisorder.html

2. Trastorno Afectivo estacional .Mayo Clinic. Disponible en: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/seasonal-affective-disorder/diagnosis-treatment/drc-20364722?p=1


232 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo