La Distimia


La distimia se conoce como el trastorno depresivo menor. A nivel histórico por muchos años se le llamaba como la neurosis depresiva, pero ya hoy día este término no se utiliza. Se conoce también como el trastorno depresivo persistente (PDD, en inglés). Esta condición es crónica, significa que se mantiene toda la vida, puede presentar crisis depresivas cada cierto tiempo. Se le observa que el estado de ánimo de estas personas está regularmente bajo. 



Este trastorno mental se caracteriza por el estado anímico depresivo. Es una persona que durante dos años como mínimo vive en depresión y con al menos dos o más síntomas de depresión. Incluso se mantiene en este estado que se acostumbran a vivir de esta manera y en ocasiones no tienen la referencia mental de cómo es tener salud mental.


Se acompaña de síntomas como: depresión, ideas negativas o pesimistas, insomnio, se siente con baja energía o fatiga, su autoestima es baja, puede tener poco apetito o comer en exceso, pérdida de concentración, que incluso le afecta al hablar, pérdida de memoria. Todos estos síntomas le afectan a su funcionamiento normal de vida.



Las personas con PDD con frecuencia no tienen esperanza en el futuro, ven la vida de forma negativa, y ante los hechos de la vida, lo miran desde un punto de vista pesimistas. Cada vez que tengan un problema en la vida, entra en crisis y se descontrolan, es aquí que buscan ayuda profesional.


Al no tener esperanza en la vida y en el futuro, son personas que parecen ser difíciles conflictivas, y pesimistas, donde a nivel social se le dificulta relacionarse con amigos y actividades sociales.



El tratamiento de la distimia necesita la ayuda de psiquiatría, psicología y un apoyo de una serie de actividades que les pueden mejorar esta condición en su vida. Se le puede recomendar actividades que acompañado de su tratamiento por psiquiatría y psicología. Estas son los siguientes: Duerma lo suficiente. Consuma una alimentación saludable y nutritiva. Tome los medicamentos correctamente. Hable sobre los efectos secundarios con su proveedor. Aprenda a reconocer los primeros signos de que su PDD está empeorando. Tenga un plan para saber cómo responder en caso de que pase. Trate de hacer ejercicio con regularidad. Busque actividades que lo hagan feliz. Hable con alguien de confianza sobre cómo se siente. Rodéese de personas cariñosas y positivas. Evite el alcohol y las drogas ilícitas, estas pueden hacer que su estado de ánimo empeore con el tiempo y afecten su juicio.

A nivel de psiquiatría, se le medicará psicofármacos antidepresivos, ansiolíticos. A nivel de psicología con psicoterapia se recomienda: la terapia conductual cognitiva (TCC), la cual le ayuda a aprender a ser más consciente de sus síntomas y lo que los empeora. Se le enseñarán habilidades de resolución de problemas. La psicoterapia o la terapia orientada hacia la introspección, la cual puede ayudar a las personas con PDD a entender los factores que pueden estar detrás de sus pensamientos y sentimientos depresivos. 


Unirse a un grupo de apoyo de personas que estén experimentando problemas como el suyo también puede ayudar.



A nivel de la neuroestimulación, el tratamiento con la Estimulación Magnética Transcraneal repetitiva está recomendado para la depresión.

Las personas que padecen de distimia tienen hoy día muchas opciones terapéuticas para sentirse estable y funcional en la vida.


Referencias


1. American Psychiatric Association. Persistent depressive disorder (dysthymia). Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders. 5th ed. Arlington, VA: American Psychiatric Publishing, 2013; 168-171.


2. Trastorno depresivo persistente. MedlinePlus. [Internet].[2 Jul 2020]. [Consultado 28 Jul 2020]. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000918.htm

679 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo