¿Es posible la drogadicción en la vejez?



Sobre la drogadicción en la vejez se habla poco.  La vejez es la etapa de la vida que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) son las personas mayores de 60 años, aunque se hace una aclaración. Se considera a los mayores de 65 años para los países desarrollados y mayores de 60 años para países en vías de desarrollo. En esta etapa debemos incluir a  los "Baby boomers“ son las personas que nacieron entre los años 1946-1964: a este envejecimiento  se le conoce como  la generación de la posguerra.



Esta es una población que podrían consumir drogas ilegales, pero uno de sus mayores consumos son las drogas legales. Aunque la vejez no es sinónimo de enfermedad, esta es una edad en la que abundan las enfermedades. Aumento en la disponibilidad de medicamentos psicoterapéuticos, podrían provocar un incremento en el número de viejos y viejas con problemas de abuso de sustancias.  Las prescripciones de medicamentos más comunes son: tranquilizantes, analgésicos, sedantes, estimulantes y antidepresivos. El uso de benzodiacepinas (BZD) ocupa 39 a 55% en esta población. La más prescrita es el alprazolam en estas edades, aunque existen, el  diazepam, el clonazepam y otras. 


En un estudio sobre el uso de las benzodiacepinas en adultos mayores en el 2018 en  Puerto Rico realizado por la Dra. Nina y colaboradores, la totalidad de la muestra fue de 418 personas entre las edades de 60 a 93 años de edad.  Las mujeres representaron un 71.3% de la muestra. Las enfermedades médicas ocuparon el 94.7%, siendo las más comunes: diabetes mellitus, hipertensión arterial, hipotiroidismo. Entre las enfermedades psiquiátricas, ocuparon el 74.4 %  de la muestra.  De estos con trastornos psiquiátricos, podrían padecer enfermedades médicas simultáneamente. En el 100% de la muestra le fue prescrita una benzodiacepina, siendo el clonazepam la mayoritaria con un 73.4% que es una  benzodiacepina de larga duración en sangre.


Las benzodiacepinas son adictivas y  no son recomendadas a prescribir por la Guías clínicas geriátricas Beers  (guía reconocida internacionalmente para el uso de medicamentos en esta población).  Además para el dolor en diversas condiciones médicas se les prescribe los derivados opiáceos, también adictivos  conocidos como: painkillers. El Instituto Nacional de la Salud (NIH) siglas en inglés en el  2012 dio un alerta al sistema de salud americano, sobre el uso de drogas en esta población. Desde entonces se le está dando mayor seguimiento.



El alcohol, droga socialmente aceptada, genera adicción y efectos psíquicos y físicos a la salud, por lo que su uso debe ser controlado. El Instituto Nacional de abuso de Alcohol y alcoholismo estableció un límite con el riesgo de beber en personas mayores de 65 años, donde se habla de más de un trago por día.


Las guías de la Sociedad Americana de Geriatría establecieron que más de dos tragos al día en un tiempo de 30 días se considera un bebedor en riesgo y 5 o más tragos diarios en el mismo tiempo se considera  un alcohólico. En el hombre hay una tendencia al alcoholismo asociado a comorbilidades y en la mujer con depresión, sola y situaciones económicas también se observa una tendencia a beber.



El Cannabis Sativa en el 2010, se registró  el uso de Cannabis sativa en un  2.7% la población de Estados Unidos.  La segunda opción más utilizada después de las drogas psicoactivas.  El uso de marihuana en los baby –boomer aumentó  de  2.2 a 3.1 % y en las próximas décadas  se va a triplicar. Hoy día se utiliza de forma recreacional y medicinal en 15 estados de E.U. Es raro el uso de heroína y cocaína. Solo el 10% de los adictos de estas drogas en edades anteriores  se mantuvo utilizando después de los 60 años.


A la drogadicción en la vejez hay que prestarle atención. Los pacientes geriátricos son más vulnerables que el resto de la población general para diversas enfermedades crónicas y el alcoholismo aumenta esta susceptibilidad. Sus enfermedades crónicas, debutan, se agravan, no se controlan o se complican en presencia de la drogadicción. Son muchos los posibles tratamientos a utilizar, a pesar de su edad, siempre es importante evaluar a cada caso individualmente y evitar que se mantenga en la adicción. 


Referencias: 


1. Epidemiology of Alcohol and Drug Use in the Elderly,Yuan-Pang Wang, Laura Helena Andrade DisclosuresCurr Opin Psychiatry. 2013;26(4):343-348

2. Geriatr Psychol Neuropsychiatr Vieil. 2013 Sep 1; 11(3):305-315.Medical drug abuse and aging.Nubukpo P, Clément JP

3. REVISTA ESPAÑOLA DE INVESTIGACIONES QUIRURGICAS. Piedra Herrera BC, Acosta Piedra Y, Servia M.Vol.XII nº:3 (111-114) 2009

4. Rose E. Nina, Bonnie Vázquez, Aurea Valentín,  Joanny Santiago,  Lymarie Ramos, Raquel  López, Ricardo Cruz,Carlos Ortiz y Alberto Trujillo. USO DE LAS BENZODIAZEPINAS EN ADULTOS MAYORES. “2018. Congreso del Alzheimer Association Conference. Marzo 2019, San Juan, Puerto Rico. 

5.  Lista Criterios Beers de Uso inapropiado de medicamentos en ancianos. 2012.

Disponible en: file:///C:/Users/Dra.%20Rosa/Documents/Consulta_Lista_Beers_ago2011.pdf



8 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo