El Síndrome de la Cabaña y el Coronavirus




A nivel mundial muchos países han empezado a desmontar la cuarentena, donde hay países que lo han impuesto de manera obligatoria o voluntaria, por uno o dos meses. La misma ha generado en general, inestabilidad en el diario vivir, sobre todo en la economía y la salud mental de las personas. Se ha observado situaciones como: parejas no acostumbradas a estar tantas horas juntas, parejas disfuncionales, donde ya existía un agresor y una víctima, familias donde los padres interactúan con los hijos de manera tensa y violenta, hogares donde vive una sola persona y hogares donde conviven tres generaciones : abuelos, padres e hijos.


Se ha provocado entre las poblaciones fatiga de vivir la cuarentena o confinamiento y hay un gran deseo de que termine, pero también podrían ocurrir alteraciones psicológicas y de la conducta al terminar la cuarentena como: ideas paranoides de que se puedan enfermar, ansiedad, depresión, suicidios y el síndrome de la cabaña.


A principios del siglo XX por lo largos inviernos que les tocaba vivir a la población en los Estados Unidos comenzaron a describir un trastorno psicológico llamándole el síndrome de la cabaña. Se ha observado que por la cuarentena habrán personas que experimente este síndrome.



"Se define el síndrome de la cabaña cuando experimentamos miedo por salir a la calle. Es el miedo a contactar con otras personas fuera de las paredes de nuestra casa, temor a realizar actividades que antes eran cotidianas, como trabajar fuera de casa, tomar medios de transporte público o relacionarnos con otras personas conocidas. No se trata de un trastorno psicológico, más bien hablamos de una consecuencia conocida, o incluso podría verse como “natural”, al hecho de pasar tanto tiempo confinados", se explica en el portal especializado en psicología ITAE PSICOLOGÍA.


Quien experimenta el síndrome de la cabaña puede experimentar: confort, seguridad y tranquilidad en las actividades en casa, pero a la vez puede sentir ansiedad, evitación e irritabilidad por el mero hecho de pensar en salir a la calle o retomar la vida que tenía antes del confinamiento.





¿Cómo podemos evitar el síndrome de la cabaña?


Los especialistas aconsejan empezar a salir de manera gradual, respetar los protocolos de prevención (como el lavado de manos y el uso de tapabocas) para sentir mayor seguridad. También se recomienda practicar técnicas de relajación y respiración.


Además, mientras dure la cuarentena, es importante para llegar en mejores condiciones al momento de su levantamiento, mantener el contacto con los seres queridos, buenos hábitos alimentarios, higiene y la práctica de ejercicios físicos, según las posibilidades de cada persona.


El ser humano por naturaleza es un ser social y tiene la capacidad de adaptación ante cualquier situación que pueda ocurrir en su vida. Así que no debemos preocuparnos, es tomar un día a la vez y entender, que debemos aprender a convivir con el COVID-19 cuidándonos y protegiéndonos, pues todo volverá a la normalidad.




Referencias:


1. Coronavirus: ¿Que es el síndrome de la cabaña? Disponible en: https://www.pagina12.com.ar/265023-coronavirus-que-es-el-sindrome-de-la-cabana


Autora: Dra. Rose Nina, PhD, psiquiatra

17 de mayo de 2020

Santo Domingo, República Dominicana

Correo-electrónico: roseninaestrella@gmail.com



15 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo