IMPACTO PSICOLÓGICO DEL CORONAVIRUS (COVID-19)

Actualizado: 6 de abr de 2020

Por: Dra. Rose Nina, PhD

14 de marzo de 2020





Desde que China reportó en diciembre de 2019 enfermos contagiados por el nuevo virus Coronavirus (COVID- 19), con síntomas respiratorios y otros síntomas físicos, poco se ha descrito del impacto psicológico de esta enfermedad a nivel individual. 


Apenas hay investigaciones científicas recientes sobre el  impacto psicológico del COVID -19 y solo existen dos trabajos de los efectos de la cuarentena  a nivel hospitalario de la experiencia china. Hay una revisión científica inglesa reciente publicada por Lancet  el 14 de marzo de 2020 realizada por la Dra. Samantha Brooks y sus colaboradores en el Departamento de Medicina Psicológica  en el King’s College de Londres, Inglaterra, Ellos revisaron 3,166 estudios de epidemias mundiales y solo 24 de ellos hablaban de los efectos psicológicos  de la cuarentena. Estos fueron del SARS, Ébola, H1N1 e Influenza equina. Señalaremos algunos de los resultados encontrados. 




¿Qué es el aislamiento y la cuarentena? El aislamiento y la cuarentena se entienden cómo: prevenir  la transmisión de un agente infeccioso, toxina biológica o un químico liberado para proteger la salud, seguridad y bienestar público.


Aislamiento: las personas que están enfermas con una enfermedad contagiosa son separadas de las otras personas hasta que se considere fuera de la etapa de contagio. Se les  brinda cuidados en hospitales o instalaciones designadas. 

Cuarentena: personas  expuestas a una enfermedad contagiosa, pero que no están enfermas. Separadas de otras personas mientras que muestran señales de la enfermedad. Se les pide a las personas que se mantengan en sus casas para evitar la posible propagación a otras personas. 


¿Cuándo se toma una decisión? Cuando el individuo o grupo de individuos posee un  riesgo de transmitir una enfermedad a otros y afecta la salud pública. La  persona hará aislamiento o cuarentena voluntaria. Estas son decisiones de autoridades federales, estatales y locales para así proteger al público. Esta experiencia de cuarentena es desagradable, pero necesaria, como lo que ocurre  a nivel mundial con la expansión del COVID-19.


Según Brooks y colaboradores, los estudios sobre el SARS y el aislamiento, presentaron síntomas en los pacientes y  personal de salud. En el personal de salud encontraron: exhaustos, ansiedad, irritabilidad, poca concentración, deterioro en toma de decisiones, resignación, cansancio. Sobre los pacientes se reportó: el trastorno de estrés postraumático,  depresión, ansiedad, irritabilidad, inestabilidad emocional y estrés. Con la cuarentena en el hogar presentaron factores de riesgos como: el tiempo de la cuarentena, el miedo a enfermarse, miedo a morir por la enfermedad, frustración, aburrimiento, la falta de alimentos y medicamentos, la falta de dinero, el no poder trabajar en el tiempo que dure la cuarentena, los despidos,  el cierre de las escuelas que genera ansiedad a niños y jóvenes. 


La Organización  Mundial de la Salud (OMS) declaró  el COVID-19 como pandemia. La OMS informó  que en la región de las Américas hasta el 13 de marzo habían  2,065 casos y en la región del Caribe, 17 casos.




¿Qué se recomienda hacer?


1. Primero ocúpate y no te preocupes

Los medios de comunicación expresan que mantengan la calma. No hay que tener miedo, sino educarte en que debes hacer. Saber qué hacer, elimina el miedo y la ansiedad.


2. Estar bien informado de orientaciones oficiales

No debemos guiarnos de rumores. Solo orientarnos con las informaciones oficiales. La OMS,  presenta su página web, todos los días actualizada. En el documento: Comunicación de riesgos y participación comunitaria (RCCE) en la preparación y respuesta frente al nuevo coronavirus. El RCCE expresa lo siguiente: “Una de las intervenciones más importantes y eficaces en la respuesta de salud pública ante cualquier evento es comunicar de manera proactiva lo que se sabe, lo que no y lo que se está haciendo para tener más información, con los objetivos de salvar vidas y reducir al mínimo las consecuencias adversas”.


3. Prevenir la infodemia

La infodemia se define como: la cantidad excesiva de información sobre un problema que hace difícil hallar una solución. Si evitamos el exceso de mala información de las redes sociales, se reducen los rumores y malentendidos perjudiciales sobre el Coronavirus  en la población.   


4. Crear un programa de vida para la cuarentena

  Ante la cuarentena  en el hogar realizar un programa de rutina de vida para todos, incluyendo a niños y más jóvenes, para evitar el aburrimiento y la frustración. La cuarentena voluntaria o exigida por las autoridades, deben ocurrir en tiempos razonables, esto se conoce como cuarentena racional. 


5. Suplirse de todo lo necesario:

 En fase de prevención: Lavarse las manos y la cara constantemente, mantener la distancia con las personas, no saludarse con las manos, ni besos. Bañarse y cambiar su ropa al llegar a su hogar. En fase de mitigación o contención de la enfermedad con el aislamiento y cuarentena. Comprar alimentos, medicamentos o  lo que fuera necesario para dos semanas.


 6.  Conocer de los servicios de salud y cuidar del personal de salud

Las autoridades deben crear un plan de asistencia clínica con los casos de Coronavirus. Conocer el  centro de asistencia hospitalaria y tener los teléfonos de emergencia a mano. Las autoridades deben tener  también un plan de apoyo psicológico y médico para el personal de salud con la sobrecarga del trabajo.

 

7. Tener sentido común y sentimiento altruista

¡El Coronavirus va a desaparecer! ¡Es Transitorio! El ser humano tiene la capacidad de erradicar del COVID-19, al realizar las medidas de prevención y entender lo importante de la cuarentena. Lo demostró  China, ahora Italia y después seremos nosotros. Hay observaciones positivas: la Tierra ha mejorado la oxigenación, por existir, menos aviones y menos fábricas funcionando. Otra ventaja de la propagación del coronavirus (Covid-19) es que deja a los niños pequeños prácticamente intactos. Según la OMS, en China, solo el 2.4% de los casos reportados eran niños y solo el 0.2%  enfermaron gravemente, según la OMS. La cuarentena voluntaria puede evitar los contagios masivos. La humanidad si sigue las recomendaciones podrá erradicar el Coronavirus. Y celebrar que: ¡Lo logramos!



Referencias:

1. Brooks, S., Webster, R, Smith, L. Woodland, l., Wessel, S., Greenberg, N.R., Gideon J. The psychological impact of quarantine and how to reduce it: rapid review of the evidence. Lancet 2020; 395: 912–20. Published Online February 26, 2020 https://doi.org/10.1016/

S0140-6736(20)30460-8

2. Zaracistas, J. How to fight an infodemicThe Lancet, Vol. 395, No. 10225 Published: February 29, 2020

3.  Coronavirus (COVID-19) Disponible: https://www.who.int/es












Dra. Rose Nina, Ph.D.

Psiquiatra

Presidenta de Blue Science Foundation

Email: roseninaestrella@gmail.com



1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo