top of page

La Esquizofrenia en la vejez



La esquizofrenia es un trastorno mental a nivel psicótico. Se considera un trastorno grave en el cual el paciente esta fuera de la realidad. La esquizofrenia puede provocar una combinación de síntomas como: alucinaciones, delirios y trastornos graves en el pensamiento y el comportamiento, que afecta el funcionamiento diario y puede ser incapacitante. En general aparece entre los 18 a 25 años de edad. Aunque se ha observado que el aumento de la esperanza de vida en los países desarrollados y la disponibilidad de tratamientos eficaces para el control de la enfermedad han llevado a que en el actualidad haya cada vez más pacientes que superen los 60 años.


Los estudios disponibles señalan que este es el caso de aproximadamente un 2% los pacientes esquizofrénicos, aunque podrían ser más, ya que aquellos que han cumplido correctamente el tratamiento y continúan asintomáticos pueden ser difíciles de detectar. La esquizofrenia de aparición tardía, se les conoce a pacientes que su inicio de este trastorno mental es a los 60 años. Los síntomas pueden ser: delirios tipo paranoides, alucinaciones auditivas y de creer que las personas, los animales y los objetos pueden traspasar las puertas o las paredes. Existen factores de riesgos como : factores hereditarios, es mas común en mujeres que hombre un 7 a 1, con la edad aumenta el riesgo, aislamiento social y alteraciones cerebrales captadas en imágenes cerebrales.


El autor: Manuel Martín Carrasco publico en Interpsiquis el 1 de enero de 2021 el artículo científico, La esquizofrenia tardía. He aquí el resumen del mismo.



Resumen:


La esquizofrenia tardía es una categoría diagnóstica controvertida. Aunque se considera que la esquizofrenia es una enfermedad de la adolescencia tardía o el inicio de la madurez, una proporción no desdeñable de pacientes presentan la enfermedad por primera vez en la etapa final de la vida. Sin embargo, las incongruencias de los sistemas de nomenclatura y diagnóstico, unido a una tendencia a relacionar las psicosis tardías con factores orgánicos, han dado lugar a que existan dudas sobre la conexión de estos casos con la esquizofrenia. La presentación clínica de la esquizofrenia de inicio tardío es diferente a la de inicio temprano, especialmente por la falta de disfunción premórbida, y la menor presencia de síntomas negativos y trastornos del pensamiento. Asimismo, el curso de la esquizofrenia tardía es variable, lo que puede reflejar una diversidad etiogénica. ¿Los fármacos antipsicóticos atípicos? como risperidona, olanzapina y quetiapina - pueden ser útiles en este tipo de pacientes, especialmente por la baja prevalencia de efectos adversos de tipo extrapiramidal como la discinesia tardía, a los que la población anciana es más sensible. En conjunto, es notable el escaso progreso en el conocimiento de la presentación clínica, nosología, factores de riesgo, fisiopatología y manejo clínico, y la esquizofrenia de inicio tardío continúa siendo un área poco conocida e investigada de la Psiquiatría.

El tratamiento de la esquizofrenia en personas mayores es el mismo que en adultos jóvenes, con la diferencia de que responder mejor que éstos. Si se trata de una esquizofrenia de aparición tardía necesitarán una dosis muy inferior de antipsicóticos que habitualmente se utiliza en pacientes jóvenes.


Referencias bibliográficas:



2. Esquizofrenia tardía: Interpsiquis. Consultado 3 abril 2022. Disponible en:


bottom of page