top of page

¿Quién cuida al cuidador?



Los cuidadores o familiares que son cuidadores de enfermos crónicos o adultos mayores pueden enfermarse y su salud mental afectarse con el estrés que le ocasiona este tipo de trabajo.


Un cuidador por definición es una persona que brinda ayuda a otra que lo necesita, como a un cónyuge o pareja enfermo, un niño discapacitado o un pariente anciano. Sin embargo, los familiares que están cuidando activamente a un anciano a menudo no se identifican a sí mismos como «cuidadores». Reconocer esta función puede ayudar a los cuidadores a recibir el apoyo que necesitan.



Como cuidador, podrías estar tan concentrado en tu ser querido que no te das cuenta de que tu propia salud y bienestar están en riesgo. Presta atención a los signos de estrés del cuidador:

  • Sentirse abrumado o constantemente preocupado

  • Sentir cansancio gran parte del tiempo

  • Dormir demasiado o no dormir lo suficiente

  • Subir o bajar de peso

  • Irritarse o enojarse con facilidad

  • Perder el interés en actividades que solías disfrutar

  • Sentirse triste

  • Tener dolores de cabeza frecuentes, dolor corporal u otros problemas físicos

  • Consumir alcohol o drogas en exceso, incluso medicamentos recetados



Sufrir mucho estrés, en especial, por mucho tiempo, puede perjudicar tu salud. Como cuidador, tienes más probabilidades de presentar síntomas de depresión o de ansiedad. Además, es posible que no duermas ni te ejercites lo suficiente, ni lleves una alimentación equilibrada; esto aumenta el riesgo que corres de tener problemas de salud, como enfermedades cardíacas y diabetes.


Te hacemos las siguientes recomendaciones por la Clínica Mayo para controlar el estrés del cuidador:

  • Acepta ayuda. Prepara una lista de formas en las que otros pueden ayudarte y permite que la persona que te ayudará elija qué le gustaría hacer.

  • Concéntrate en lo que puedes dar. A veces, es normal sentir culpa, pero entiende que no existe el cuidador «perfecto». Piensa que estás haciendo lo mejor que puedes y tomando las mejores decisiones posibles en todo momento.

  • Establece objetivos realistas. Divide las tareas grandes en pasos más pequeños que puedes hacer de uno a la vez.

  • Conéctate. Entérate de los recursos que ofrece tu comunidad para cuidadores.

  • Únete a un grupo de apoyo. Un grupo de apoyo puede brindar validación y motivación, así como estrategias para afrontar situaciones difíciles.

  • Busca apoyo social. Haz un esfuerzo por mantenerte conectado con familiares y amigos que pueden ofrecerte apoyo emocional sin prejuicios.

  • Establece objetivos personales de salud. Por ejemplo, establece objetivos para lograr una rutina de sueño adecuada, encuentra tiempo para estar activo físicamente la mayoría de los días de la semana, mantén una alimentación saludable y bebe una cantidad abundante de agua.

  • Consulta al médico.

Con todas estas recomendaciones podrás sentirte mejor como cuidador de un familiar o enfermo.


Recuerda que si necesitas ayuda profesional puedes acceder a www.institutonina.com o puedes comunicarte al +1-809-686-0651 y Whatsapp al +1 (829) 750-0651. ¡Te esperamos!


Referencias:


1. Estrés de las personas encargadas del cuidado: Consejos para cuidarte a ti mismo. Mayo Clinic. [Consultado 3 de febrero de 2022]. Disponible en: https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/stress-management/in-depth/caregiver-stress/art-20044784


Entradas Recientes

Ver todo

Opmerkingen


bottom of page