La Fuerza de María…


Artículo del 12 de noviembre de 2017


El huracán María, fue un huracán devastador que todavía a años de impactar la hermosa Isla del Encanto, Puerto Rico sigue afectado. Tuve el privilegio de ofrecer ayuda con misiones de mujeres médicas dominicanas organizados por mi Fundación Blue Science del 12 al 16 de octubre y del 6 al 10 de noviembre de 2017, en diversos pueblos donde notamos que la mayoría de los pacientes que atendimos fueron mujeres, de diversas edades, pero sobre todo mujeres envejecientes. Todas nos hablaban, de cómo les afectó el Huracán, de las pérdidas, de la falta de electricidad, de la falta de agua, de ansiedades, de desesperación, de depresiones y además de condiciones médicas descompensadas como hipertensión, diabetes e hipotiroidismo entre otras. Volver a situaciones no acostumbradas como utilizar linternas, hacer filas en el supermercado, bancos o gasolineras. Estas ansiedades pueden prolongarse y afectar su salud mental necesitando ayuda profesional, ya sea de psicología o psiquiatría. Pero si esta ayuda no llega, ¿Qué es lo que puedes hacer?

Primero aceptar que todos los problemas tienen solución y todo volverá a la normalidad. Que todos los días podemos dar un paso por la solución. Por muy pequeña que sea la solución, al final será la suma de soluciones.



Las mujeres ahora en Puerto Rico en menor o mayor grado presentan los mismos problemas. Al unirse, el compartir los pensamientos y ser solidarias, nos alivia la ansiedad y nos hace sentir mejor.



Segundo, actuar de forma inteligente. Las mujeres son el eje emocional de las familias. Te has sentido triste, molesta, impotente, con lo que ha sucedido hasta perpleja, sin embargo, esto es al principio, pues inmediatamente debes pensar: “Qué debo hacer ahora, voy a la luchar, no voy a desistir, voy a comenzar ahora a buscar maneras para cambiar esto.” Por lo tanto, vas a enfrentar el problema. No puedes rendirte ante tus objetivos, ni quedarte en la queja, siendo sentimental con cada dificultad. Si eres creyente puedes confiar en Dios como apoyo, pero si no, debes creer fielmente en que... ¡hay que seguir adelante!



Tercero mantener la calma, tener un autocontrol ante tus emociones negativas y seguir pensando positivamente que se puede seguir adelante. Incluso de las situaciones más adversas sale algo positivo. Es un tiempo de revisión, de darnos cuenta que iba mal, que debemos cambiar, es un momento de crecer ante la adversidad. Siempre he afirmado que toda experiencia por muy mala que sea es una experiencia.



Cuarto, ante estas circunstancias tan adversas, mantén una rutina, donde tengas un gran autocontrol y autodisciplina. Estableciendo de cuáles son las prioridades de del día.


Las mujeres somos fuerte psicológicamente, y debemos pensar que se puede.


¡Lo podemos lograr con una mayor voluntad que la fuerza de María!


Dra. Rose E. Nina, Ph.D.

Psiquiatra & Psicogeriatra

Presidenta & CEO

Instituto Nina de Neurociencias Clínicas

www.institutonina.com



7 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo