top of page

La depresión blanca o azul



En los últimos meses del año podrían aparecer diversos trastornos mentales y uno, que muchos expertos no lo consideran un trastorno en sí, pero si un estado de ánimo negativo y temporal conocido como la depresión blanca o blues de Navidad. Se asocia esta reacción emocional a los diversos estímulos exteriores como, la decoración navideña, la música o las excesivas reuniones familiares. Los síntomas van desde insomnio, hasta ansiedad, tristeza, falta de apetito, mal humor. Pero ¿qué es la depresión navideña? ¿Y cómo la diferenciamos de otros trastornos emocionales?


Existe el trastorno afectivo estacional es un tipo de depresión que va y viene con las estaciones. Por lo general, comienza a finales de otoño y principios del invierno y desaparece durante la primavera y el verano. Algunas personas tienen episodios de depresión que comienzan en la primavera o el verano, pero no es común, aunque en el mes de marzo, que es el inicio de la primavera podrían estar afectadas muchas personas con depresión.


Este trastorno se conoce también como el trastorno afectivo estacional. Es más común en las mujeres, los jóvenes y los que viven lejos de la línea del Ecuador.


Las causas exactas son desconocidas, aunque se observan posibles casusas relacionadas a cambios bioquímicos de los neurotransmisores en el cerebro como disminución de la serotonina, un desequilibrio de la melatonina, la hormona que regula el sueño y baja de la vitamina D en el cuerpo.


Los síntomas pueden incluir: estado depresivo, sentimientos de pesimismo, desesperanza o irritación (esta irritabilidad es común en hombres), perdida de interés en actividades, poca energía, insomnio en la madrugada o dormir demasiado, deseo de comer carbohidratos o pérdida de apetito, aumento o disminución de peso y finalmente pensamientos de muerte o suicidio. El diagnóstico para los profesionales de la salud podría ser confuso, pues se parece a muchos otros trastornos depresivos, por lo que el médico o el profesional de salud mental puede realizar una evaluación minuciosa. relacionada con un problema de salud físico oculto. Se utilizan clasificaciones diagnósticas como, por ejemplo: (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales [DSM-5]), publicado por la American Psychiatric Association (Asociación Estadounidense de Psiquiatría) donde aparecen los criterios para los episodios depresivos estacionales.


En el tratamiento se recomienda los antidepresivos, la psicoterapia sobre todo la cognitivo conductual. Hay un tratamiento principal para los países fríos, que es el tratamiento de la terapia de luz (fototerapia). La idea es reemplazar la luz del sol que se pierde durante los meses de otoño e invierno. Otros tratamientos alternativos como: técnicas de relajación, yoga o taichí, mindfulness, musicoterapia y arteterapia. Y donde exista resistencia en mejorar la depresión, los tratamientos de la neuroestimulación como: la Estimulación Magnética Transcraneal repetitiva. El mejorar los estilos de vida, sobre todo dietas saludables, actividades recreativas y el ejercicio también ayudan.


Recuerda, no tienes que pasar las navidades con depresión, este trastorno tiene cura, busca ayuda profesional.

Referencias:


1. Trastorno Afectivo estacional. NIH: Instituto Nacional de la Salud Mental Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/seasonalaffectivedisorder.html

3. Nina, RE. La depresión estacional. Internet [2 noviembre 2020]. [Consultado 23 octubre 2022]. Disponible en www.institutonina.com


Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page