El deterioro Cognitivo leve y la Estimulación Magnética Transcraneal repetitiva


La estimulación magnética transcraneal (EMT) ha sido empleada para estudiar una amplia variedad de funciones cerebrales. Fue descrita por Barker y sus colaboradores como una herramienta no invasiva para la investigación de la corteza motora. La EMT funciona a partir de una bobina electromagnética que produce un campo magnético intenso y localizado que puede excitar o inhibir un área cortical específica.


La EMT repetitiva (EMTr) usa campos magnéticos alternantes que inducen corrientes eléctricas en el tejido cortical sobre el que se aplica la estimulación directa, aunque también puede efectuar cambios en áreas distantes interconectadas, lo cual podría explicar su eficacia en el tratamiento de los trastornos afectivos.


El conocimientos que se ha ido fortaleciendo en estas tres décadas ha mostrado resultados interesantes en torno a los efectos cognitivos de la EMT, aunque la influencia de los parámetros (intensidad, duración, frecuencia, entre otros) y los mecanismos moleculares subyacentes no son del todo claro.



El deterioro cognitivo leve (DCL) es un estado intermedio entre el envejecimiento normal y la demencia muy temprana, en el que las personas tienen déficits cognitivos subjetivos y deterioro de la memoria objetiva, sin afectar sus actividades diarias. Este no es necesariamente un pródromo de la demencia, aunque la evidencia sugiere que los pacientes con el subtipo amnésico es probable que progresen a trastornoneurocognitivo mayor.


Aunque algunos adultos mayores se desempeñan tan bien como los adultos jóvenes, el procesamiento de la memoria disminuye con el envejecimiento, particularmente en las tareas de memoria episódica, que implican la codificación y la recuperación de información. Estos dependen de la integridad del lóbulo temporal medial y de la interacción con la corteza prefrontal lateral (DLPFC); la corteza parietal posterior también está involucrada en esta red.


Dichos déficits cognitivos, incluso leves, causan gran angustia a los ancianos con DCL y demencias leves, que sienten que su autonomía, independencia y capacidad de llevar vidas de alta calidad se ven negativamente afectadas. Estas deficiencias a menudo se consideran el aspecto más debilitante del envejecimiento.


De este modo, la EMT cumple una importante contribución para el estudio de los mecanismos de la función cognitiva y la plasticidad del comportamiento en el cerebro humano. Dado que la EMTr puede interferir transitoriamente con el procesamiento cortical, el cambio en los comportamientos conductuales y cognitivos ocurre a la inversa. La EMTr promueve la modulación de los circuitos corticales mediante la inducción de cambios en la plasticidad sináptica y la reorganización cortical, así como la modulación de la actividad neuronal más allá del período de estimulación, por lo que los efectos de sesiones repetidas pueden durar días e incluso semanas.

Referencias Bibliográficas:


1. Francisco Javier Bohórquez Rivero Diana Fernanda Cruz Cruz Sindy Estefany Ramírez Pereira. EFICACIA Y SEGURIDAD DE LA ESTIMULACIÓN MAGNÉTICA TRANSCRANEAL PARA EL DETERIORO COGNITIVO LEVE Y EL TRASTORNO NEUROCOGNITIVO MAYOR NO ALZHEIMER: REVISIÓN SISTEMÁTICA DE LA LITERATURA.Universidad El Bosque Instituto Colombiano del Sistema Nervioso Clínica Montserrat Postgrado de psiquiatría Bogotá, 2018.


2. Kassuba T, Rothwell JC. How does transcranialmagnetic stimulation modify neuronal activity in the brain? Implications for studies of cognition. Cortex [Internet]. 2009;45(9):1035–42. Available from: http://dx.doi.org/10.1016/j.cortex.2009.02.007


3. Hoogendam JM, Ramakers GMJ, Di Lazzaro V. Physiology of repetitive transcranial magnetic stimulation of the human brain. Brain Stimul [Internet]. 2010;3(2):95–118. Available from: http://dx.doi.org/10.1016/j.brs.2009.10.005


4. Rossi S, Hallett M, Rossini PM, Pascual-Leone A, Avanzini G, Bestmann S, et al. Safety, ethical considerations, and application guidelines for the use of transcranial magnetic stimulation in clinical practice and research. Clin Neurophysiol [Internet]. 2009;120(12):2008–39. Available from: http://dx.doi.org/10.1016/j.clinph.2009.08.016

39 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo