top of page

Depresión y el Accidente cerebrovascular



La depresión es un trastorno mental que se caracteriza por síntomas como: humor depresivo, síntomas cognitivos y conductuales. La misma podría estar asociada a condiciones médicas como el accidente cerebrovascular.


En una revisión del 17 de mayo de 2023 realizada en la revista Medscape aparece una revisión y metaanálisis de la literatura estadounidense que indica que la depresión ocurre dentro de un año del accidente cerebrovascular en el 27% de los casos, una cifra estable en comparación con estudios anteriores [1].


En más de dos tercios de los casos, el inicio es temprano (dentro de los 3 meses posteriores al accidente cerebrovascular) y los pacientes afectados tienen un mayor riesgo de depresión persistente. Estos resultados ponen de manifiesto la necesidad de un seguimiento clínico específico de estos pacientes e intervenciones personalizadas para mejorar su evolución.


¿Por qué es esto importante?


La depresión es una complicación psiquiátrica común después del accidente cerebrovascular. Los estudios de metaanálisis existentes no habían descrito con precisión la historia natural de la enfermedad después del accidente cerebrovascular, particularmente en términos de cronicidad, cura, incidencia e incidencia acumulada. Y hay una falta de datos para determinar el momento más apropiado para realizar este cribado e identificar sujetos a los que ofrecer un programa de rehabilitación relevante. Esto es lo que esta revisión sistemática y metaanálisis estadounidense propuso hacer.


Metodología


La revisión de la literatura incluyó estudios observacionales que evaluaron la depresión después del accidente cerebrovascular en sujetos adultos. Luego, un metanálisis estimó la prevalencia combinada de depresión de acuerdo con su modo de diagnóstico (entrevistas clínicas o escalas de calificación). En un segundo paso, estos estudios se utilizaron para recopilar datos sobre la historia natural de la enfermedad, la incidencia acumulada a 1 año después del accidente cerebrovascular y la proporción de depresión que comenzó dentro de los 3 meses posteriores al accidente cerebrovascular.


Resultados clave


En el metaanálisis de prevalencia se incluyeron 77 estudios con 27 401 participantes de 28 países. Veintiuno de ellos habían utilizado una entrevista clínica para establecer el diagnóstico de depresión, incluidos 20 por el DSM (Manual Diagnóstico y Estadístico). Los otros lo habían diagnosticado a través de una escala de calificación, la Escala de Ansiedad y Depresión del Hospital (HADS) con mayor frecuencia. En los datos agrupados, la prevalencia general de depresión en todos los puntos de medición fue del 27% [25-30]. Fue del 30% [24-36] en el primer mes después del accidente cerebrovascular, del 27% [24-30] entre 1 y 6 meses, y del 22% [18-26] en 6 meses a 1 año, y del 29% [22-35] más allá. Concluyendo que la prevalencia general de depresión en todos los puntos de medición fue del 27%. Estos datos son importantes a tomar en cuenta y valorar posible depresión después de sufrir un paciente un accidente cerebrovascular.

Referencias:

  1. Depresión post-accidente cerebrovascular: La importancia de la detección temprana - Medscape - 17 de mayo de 2023.

  2. Liu L et al. Prevalencia y antecedentes naturales de depresión después de un accidente cerebrovascular: una revisión sistemática y metaanálisis de estudios observacionales. PLoS Med. 2023; 20(3): E1004200. https://doi.org/10.1371/journal.pmed.1004200



Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


bottom of page